Givenchy Play For Her

La campaña de Navidad va a dar comienzo en breve, y todas las marcas de perfume apuran para dar lo mejor de sus creaciones en uno de los momentos más cruciales de todo el calendario. Algunas marcas tienen, en sus propuestas, variables resultados, pero si hay una firma que nunca falla, campaña tras campaña, es Givenchy. Ahora la marca nos invita a seducir con “Givenchy Play For Her”, un compendio de notas afrutadas, especias, maderas y esencias florales que, como todo buen perfume, suponen el complemento necesario para cualquier look glamuroso y femenino.

Y como el perfume con clase que es, la presentación de Givenchy Play for Her a los medios debía estar en consonancia con la calidad del mismo y con lo que su fragancia desea transmitir. Por ello, el pasado 11 de Noviembre, la sala OUIMAD, en Madrid, se llenó de un público expectante de todo cuanto aconteciera, y la firma francesa no defraudó, cuidando cada detalle, de principio a fin.

Anni B. Sweet, la joven malagueña promesa del folk, con su voz limpia, acaramelada, puso melodía a una fragancia con idéntico matiz de dulzura y delicioso aroma. El resto lo ponían la fascinación, calidez y sensualidad que desprendía el ambiente creado en torno a Givenchy Play for Her, el encanto de los invitados y la imponente presencia del perfume francés.

El packaging de Givenchy Play for Her es atrayente y seductor. Bajo la acertada apariencia de un mp3, gracias a la creatividad de Serge Mans, Givenchy Play For Her rezuma estilo y encierra, en un frasco de cristal, un conjunto de notas chispeantes y cautivadoras, en dos concentraciones.

Frasco rosa, Eau de Parfum, una fragancia ligera de notas sutiles, afrutadas, más propia para el día y eventos informales. Frasco violeta, Eau de Parfum Intense, con una aroma especiado, penetrante, apto para ocasiones especiales y para atrapar la noche en toda su intensidad. Ambos con personalidad, carisma, y que provocan atracción, como la mujer que los usa, activa y enérgica, pero a la vez dulce y enigmática.

Ponen la guinda a tal proyecto el spot publicitario que, por cierto, ya podemos ver en televisión y prensa escrita, con la siempre atractiva sonrisa de Justin Timberlake y el soberbio escenario de la Torre Eiffel, lo que da cuenta de un gusto exquisito y un primoroso cuidado por los elementos.

Y el colofón al evento del que te hablamos, finalizado el concierto, lo puso el obsequio de Givenchy a cada uno de los asistentes, un Givenchy Play For Her, una propuesta sugerente, un generoso presente, para llenar la noche madrileña de ilimitada sensualidad…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.