Bar Luce: Wes Anderson diseña el café nostálgico de Prada

Bar Luce: Wes Anderson diseña el café nostálgico de Prada

bar luce

La unión de los estilos de Prada y Wes Anderson puede dar lugar a numerosas genialidades vintage llenas de glamour y encanto. No obstante, en este caso la fusión no ha dado lugar ni a una colección de moda, ni a una película o producto relacionada con el cine, eso sí el primer bar diseñado por la firma y el cineasta, Bar luce, rebosa arte y diseño que bien podrían inspirar un film o una nueva prenda.

El bar Luce de Prada de Wes Anderson podría formar parte del gran Hotel Budapest en su decadencia o en ‘Moonrise Kingdom’. No obstante, la idea de este bar retro es recrear la imagen de un  típico viejo café de Milán. Diseñado por  Anderson se recrea ese querido Milán con cierto aire teatral y de farsa encantada (el papel pintado es un trampantojo), se concibe como un lugar mágico donde conversar, leer, comer, beber y , por qué no, escribir una película.

desayuno bar luce

gramola bar luce

 

bar luce vestibulo baños

 

barra bar luce

El ambiente que se presenta en el esta creación de la Fundazione Prada es calmado y chic. Su estructura cuadrada y reforzada de hormigón permite mostrar elementos como el techo abovedado que reproduce el techo de cristal la Galleria Vittorio Emanuele o o los ricos esquemas ornamentales sobre la barra del bar, todo para retrotraernos a los 50-60 del pasado siglo, o la Italia de ‘Roco y sus hermanos’ de Viconti.

Bar luce wes anderson prada

Todo este diseño complementado por colores tenues y pasteles de muebles de fórmica, las sillas de sky o de los revestimientos de madera de las paredes no sólo son propio de esa vieja Italia citada sino propios de la escenografía de Anderson, que siempre recae en esa paleta y en ese realismo mágico (con toques crueles y subversivos ocultos como también pasaba en el neorrealismo) que también en su corto de 2013 ‘Castillo Cavalcanti‘. También conlleva sentarse en un lugar imbuido de un cierto estado de ánimo, el de la sutil delicadeza de un sueño del pasado entre superficial y filosófico a cada sorbo de expresso o de la melancolía de las paredes que se miran.

Bar_Luce-Wes_Anderson-cafe

El bar Luce acaba de abrir pero ya es una cita obligada en el viaje a Milán (junto a la de el rascacielos más bonito del mundo) y que además está al alcance de cualquiera, ya que además tiene un acceso independiente a la Fundación Prada, accesible desde la calle y abierto de 9 de la mañana a 10 de la noche. No obstante, ya que el visitante se ha dejado caer por este agujero de gusano estético, le sugerimos que también pasee por la fundación, ya que sus exposiciones son interesantes, al igual que el resto del conjunto arquitectónico.

 

Fuente| Fundazione Prada

Sin Comentarios

Deja tu comentario