Bicicletas de lujo: las firmas de lujo se unen a la moda

Bicicletas de lujo: las firmas de lujo se unen a la moda

bicicletas lujo

Montar en bici es una manera económica y sana de desplazarse, pero eso no significa que nuestras bicicletas sean una cosa fea y sin valor. Para el común de los mortales un buen precio será importante, pero para los amantes de este deporte, un buen modelo puede ser técnico, profesional, de diseño y, por qué no, lujoso.

Así de todos es conocidos que mientras unos se conformarán con una bicicleta económica o de segunda mano, otros invierten mucho dinero en una buena montura. Una bici de competición de por si y con piezas de alta calidad y resistencia, montadas y elegidas una a una puede costar una buena suma (vamos que es fácil gastarse 6000 euros si somos sibaritas). Sin embargo, el hecho de que se sumen al diseño de estas marcas como BMW o Swarovski hace que este vehículo suba de nivel. ¿Quieres ver algunas de estas joyas de dos ruedas?

BMW tiene un modelo eléctrico y plegable, la i3, que es una gozada para cualquier urbanita que le guste volar con su bici por las calles, pero además los ingenieros de la marca alemana han creado una bike de triatlón de fibra de carbono para la firma Neilpryde: La Bayamo destaca por, además de una material ligero y duro como el de un coche de Fórmula 1, una línea muy aerodinámica, con los cables por dentro de chasis. Es muy cómoda y se puede conseguir por un 344o euros. Es de las pocas casas que se atreven a hacer bicis feroces para el pedaleo intenso, ya que el resto prefieren trazarlas sólo para el paseo y con un look muy vintage.

NeilPryde-Bayamo-por-BMW

Nada que ver con esta primera maquina las adornadas por Swarosvki. La que hicieron para Aurumania, es la más cara del mundo: se trata de una edición limitada de 10 ejemplares, hechos con un baño de oro, manillar y sillín de cuero e incrustaciones de los famosos brillantes de la casa de joyas por la módica cantidad de 80000 euros. No tiene pinta de ser muy cómoda o rápida, pero lucir, luce mucho y no decimos vacilar.

aurumania golden bike swarovski

 

 

Al menos sabemos que esta Golden Bike puede correr, lo que no nos queda tan claro de esta otra forrada casi completamente de Swarovski Elements que se pudo ver en la exposición Fashion and Sports de Barcelona.

Bicihome-Bicicleta-Swarovsky

 

 Gucci y Bianchi también han colaborado para crear una bicicleta de ciudad de una sola velocidad. A elegir entre los colores blanco y negro, la joya tiene un cuadro y frenos de fibra de carbono, con un manillar y sillín revestidos de cuero, pintados con el logo de la marca italiana, así como detalles de piel en el ‘asiento’ Tiene accesorios a juego hechos a mano y custodiados con los colores de Gucci, como son casco, cantimplora o guantes.

gucci bianchi bicicleta

 

 

gucci roja 2008

El modelo rojo es de 2008 para homenajear los Juegos Olímpicos de Beijing y valía 3400 euros.

Armani también ha realizado bicis para Bianchi, aunque ahora cuenta con otro modelo para Carraro, aunque por suerte esta última es de las más baratitas ya que sólo costaba 1700 euros aproximadamente.

Armani carraro

Chanel hizo su propia versión lady en 2008 con colección de bolsos incluida. No hay nada más que verla para saber que es obra suya y el precio de 12300 euros también es otra de las pistas. Además de los revestimientos de piel, cuenta, a diferencia de otras de su clase, de ocho velocidades par moverse bien y sin tanto esfuerzo

bicicleta chanel

 

Entre los diseñadores españoles que se han atrevido a mezclar moda y bicicletas nos ha gustado la creación de Agatha Ruiz de la Prada por su colorido y alegría. Este modelo se creo para una subasta benéfica de Act Responsible, para obtener fondos para cuidar del medio ambiente.

agatha ruiz de la prada bicicleta

 

No son las únicas firmas de moda que se han atrevido con este gadget deportivos: otros osados y elegantes con bicicleta propia son Hermes, Ralph Lauren, Carolina Herrera o Dolce & Gabanna. ¿Con cuál de estas bicis de lujo te gustaría pasear?

Sin Comentarios

Deja tu comentario