El BMW i8: el híbrido del futuro que ya está aquí

El BMW i8: el híbrido del futuro que ya está aquí

BMW i8

El BMW i8 es el primer gran coche del proyecto i de BMW, que investiga para crear coches eficientes con el máximo ahorro de energía. En el caso de este protótipo en sí además de contar con un modelo ‘enchuflable’ con muy poco consumo contamos con la belleza de un deportivo, toques futuristas y prestaciones de un monovolumen compacto.

Cuando hace años imaginábamos los coches del futuro pensábamos que estos irían superrápido y levitarían emulando a los aviones. Está claro que aún no hemos llegado a esto, que en realidad no es la principal innovación buscada por lo automóviles, sean de alta o baja gama, pero de momento parece que las líneas de diseño empiezan a tener cierto gusto por las reminiscencias espaciales al tiempo que crean automóviles que se apartan de la gasolina y que huyen de las nocivas emisiones de CO2.

El caso del BMW i8 es un buen ejemplo de esto.  Deportivo en cuanto a conducción se destaca por combinar el consumo de gasolina con el eléctrico, gracias a sus sistema efficientDinamic. Consigue el máximo rendimiento con poco uso de su energía gracias a estos motores aliados entre sí y a su construcción ligera que combina materiales como el aluminio, la fibra de carbono y el plástico y unas líneas depuradas y aerodinámicas que favorecen la ‘velocidad’ ya que reducen la resistencia del viento.

Su conducción edrive se caracteriza por permitir la combinación eficiente del motor de combustión y el modo eléctrico, y dar lugar a un estilo  más o menos deportivo, pero siempre con una economía inteligente de los recursos,  sin perder un ápice de su dinamismo, sino potenciando una conducción u otra en función de la situación y necesidad, variando la autonomía de los motores eléctricos. Se dan 4 modalidad de conducción programada que combinan el uso de los motores y que otorgan hasta una autonomía de 600 kilometros.

prototipo i8

Cuenta con un motor de gasolina de tres cilindros, 231 caballos de potencia y propulsión trasera, con Tecnología TwinPower Turbo que permite sacar el máximo rendimiento de él incluso a bajas revoluciones y con un consumo mínimo, de 2.1 litros cada  100 km.  Por su parte los motores eléctricos dan impulso uno al eje delantero y otro al trasero y tienen con 131 caballos y ambos permiten a esta fiera deportiva pasar de 0 a 100 en 4,4 segundos.

alas de gaviota bmwi8

Sin embargo, para los más sibaritas y amantes de los coches lo que les seducirá de primeras  del BMW i8 será su apariencia. No sólo por su forma cónica y esbelta, que le hace surcar las carreteras velozmente y dejar pasar el aire gracias a sus líneas streamflow, sino por sus modernas alas de gaviota, su blackbelt que va desde el capó trazando una línea por el techo hasta la parte de atrás que le confiere gran presencia, su perfil bajo y sus luces led y láser en faros y sus líneas azules de iluminación pasiva le ayudan a parecer más futurista aún. A esto hay que sumarle un interior cuidado decorado con esas mismos trazos azul claro brillante, tanto en la arquitectura como en los pespuntes de los asientos dentro de un conjunto negro carbón o gris hielo. La tapicería es de cuero curtido con aceite de oliva y el equipamiento se completa con una selección de materiales reciclados exclusivos en torno a un salpicadero  coronado por un cuadro  de instrumentos digital perfectamente alineado frente al conductor.

interior bmwi8

 

¿No os gusta el nuevo BMW i8? Saldrá a la venta este noviembre de 2015

Sin Comentarios

Deja tu comentario